Bozzina News

Seis características de las parejas para mantener una relación estable

La “relación de pareja” es muy fácil de aprender, pero no en todos los casos es fácil de aplicar, y por eso, muchos matrimonios terminan en ruptura

Seis características de las parejas para mantener una relación estable

La comprensión y el respeto es muy importante. (Foto: Nupcias Magazine)

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: ruben.bolivar
01 Abr 2021 | 12:24 h

La relación de pareja se trata de un vínculo afectivo y relacional que está basado en el compromiso mutuo, además, de establecer planes de futuro para vivir juntos; pero muchas veces esos planes no siempre se ven materializados del todo.

 Por ejemplo, en los países occidentales, entre un tercio y la mitad de los matrimonios termina en divorcio, y un gran número de relaciones de pareja por lo general terminan en ruptura.

 “Existen muchas variables que ayudan a comprender qué es lo que hace que algunas relaciones de pareja funcionen a largo plazo y otras no prosperen. Aquí veremos cuáles son las más importantes, centrándonos en las características de las relaciones de pareja que tienden a durar de manera indefinida”, sostienen los expertos.

 A continuación, las principales características de las parejas que perduran en el tiempo. Aquí los elementos psicológicos y comunicativos que, por lo general, están siempre presentes en las parejas estables, en las que duran más.

bozzina.com

1. Hay convivencia sin interrupciones

Generalmente, las relaciones en las que ya se ha “aprendido” a convivir con la otra persona durante un tiempo de manera seguida, y que comparten buena parte de las horas durante el día, armonizan más, que aquellas en las que apenas coinciden.

 Pueden ser varias la razones de esta poca comunicación: el hecho de tener horarios de trabajo diferentes o por estar en una relación a distancia. Lo positivo está, en la posibilidad de tener más momentos de contacto íntimo cercano, ya sean de carácter sexual o no, fluidez en la comunicación y el hecho de tener un estilo de vida “sincronizado”.

 2. No se basan en el miedo a la soledad

Si una de las personas que inició la relación lo hizo por estar o sentirse sola, seguramente tienen escasas probabilidades de que funcionen a largo plazo. Podría interpretarse que sigue ligada a la otra por pensar de manera individualista y no en función de la pareja. Le cuesta mucho crear un compromiso genuino.

 3. No hay asimetrías de poder claras

La relación se siente afectada cuando uno de los miembros de la pareja tiene todo el poder de decisión. Hay la posibilidad de que ese vínculo amoroso no dure mucho. Esto traería problemas muy dañinos para la relación: aparición de discusiones a causa de la frustración, aparición de roles de codependencia y dominio del otro, problemas de comunicación, etc.

4. Hay interés por satisfacer al otro en lo sexual

Para que una pareja funcione no tiene por qué existir una vida sexual muy intensa. Para que sí se mantenga, debe haber un constante flujo de comunicación y de interés.

bozzina.com

 De esta manera se sabe qué quiere la otra persona, qué le agrada, qué le gusta, sin dar nada por supuesto y sin crear tema tabú. Eso va para los dos porque así tenga un equilibrio entre los intereses de ambos.

5. Establecimiento de límites en los espacios de cada uno

Aunque suene paradójico, las relaciones que no absorben totalmente a la pareja, funcionan mucho mejor que las que sí lo hacen. 

Hay que entender a largo plazo, ya sea un noviazgo o un matrimonio, que se debe ofrecer a cada miembro sus propios espacios y momentos en los que dedicarse a sí mismo, inclusive, la capacidad de guardar sus propios secretos: no todo tiene por qué ser compartido, sobre todo si su contenido no afecta a la otra persona.

6. Metas conjuntas claras

Otro de las características claras que se dan en las relaciones de pareja que duran, es porque tienen objetivos compartidos bien definidos y a largo plazo.  Viven compenetrados uno al otro. 

©Todos los derechos reservados - 2020