Bozzina News

Los Extraños Dragones Azules aparecen en Estados Unidos

Los visitantes del Parque Nacional Padre Island National Seashore, ubicado en Texas, descubrieron a un dragon azul

Los Extraños Dragones Azules aparecen en Estados Unidos

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Bozzina
14 May 2020 | 17:27 h

El dos de mayo, Hunter Lane, un niño de siete años de Mesa, Arizona. Camino por una playa en el parque y descubrió cuatro de estas extrañas criaturas marinas en cuestión de minutos. Su padre Trey Lane les dijo a los medios que había visitado el océano durante 30 años y que nunca había visto un dragón azul. El padre agrego a los medios estadounidenses: “Hunter ama la vida marina y pensó que descubrió una medusa azul”. Añadió: “Me dijo que descubrió una nueva especie”.

Durante semanas, Estados Unidos ha informado sobre el descubrimiento de avispones peligrosos en diferentes estados. Ahora en la costa del Padre Island National de Texas comunica que los turistas encuentran extraños dragones azules en el agua, lo que resulta en “descubrimientos muy raros y potencialmente peligrosos”. Según el informe del Parque Nacional, el dragón azul es una especie de babosa de mar que puede atacar los humanos y su picada es mucho mas dolorosa que la de una medusa.    

La naturaleza nunca se detiene. Debido a que el aislamiento provocado por el covid-19 obliga a las personas a estar en sus hogares. Produce que las imágenes de animales raramente vistos sean impuestas en las ultimas semanas y recuperen su supervivencia en sus hábitats. Según Oceana, una organización de conservación sin fines de lucro. El Dragon Azul o Glaucus Atlanticus son pequeñas babosas marinas, generalmente de solo tres o cuatro centímetros de longitud, con espinas muy peligrosas. Se encuentran en los océanos Atlántico, Pacifico e Indico porque prefieren las aguas témplales y tropicales. 

Su color azul les permite camuflarse en el agua. Además, flotan sobre sus espaldas y se mueven por corrientes. Por lo que rara vez son vistos por humanos o depredadores. A pesar de que estas criaturas no son tan grandes como los dragones escupe fuego, pueden ser peligrosas y causar daño, tienen un mecanismo de defensa implacable. Comen medusas azules pequeñas, sin embargo, no digieren las células urogenitales, si no que las almacenan en los intestinos y luego las envían a plumas o dedos para usarlas y protegerse de posibles ataques.

Cuando los humanos tocan a estos pequeños, los dragones liberan células punzantes. Así que el parque advirtió: “Si ves un dragón azul, te sorprenderás, porque es un descubrimiento raro. Solo mantén tu distancia”. Un dato curioso: “Si la especie no encuentra comida, puede acudir al canibalismo”.

©Todos los derechos reservados - 2020