Bozzina News

Exministra de Educación considera un peligro la candidatura de Castillo

La extitular de educación dijo que sería un peligro que el candidato de Perú Libre llegue a la presidencia.

Exministra de Educación considera un peligro la candidatura de Castillo

Foto: Diario Correo

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Danny Valdiviezo Cabello
14 Abr 2021 | 13:59 h

En 2017 la huelga de maestros y profesores fue una de las más fuertes y estaba liderizada por el ahora candidato presidencial Pedro Castillo; la Ministra de Educación Marilú Martens le tocó sentarse a dialogar con los manifestantes ya que la protesta se había tornado más política; en ese momento logró estabilizar los ánimos.

Pedro Castillo mandó en esa huelga la cual duró 55 días y puso en riesgo el año escolar como el trabajo de los educadores. En ese tiempo pocos conocían al ahora ganador de la primera vuelta de las elecciones.

Foto: Andina
Foto: Andina

La ahora exministra de Educación Marilú Martens consideró un peligro que el candidato de Perú Libre alcance la presidencia del país e incluso que logre gobernar. En aquel tiempo los educadores reclamaban al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski un salario justo, pero la manifestación cambió y durante casi dos meses los planteles estuvieron cerrados.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo el profesor Pedro Castillo obtuvo la ventaja?

Dijo Martens que sería un peligro para lo que se ha avanzado en el país. ya que muchos ligan al candidato de Perú Libre con izquierda radical y pensamiento marxista, el maestro de escuela dijo que no es así; pero varios audios de las personas que lo acompañan han dejado claro su ideología.

“Sin duda. Es un peligro para lo que ya se ha avanzado. (...) Ninguna diferencia (sobre el Castillo del 2017 y del 2021) . Por ejemplo, en ese momento ya hablaba de derogar la Carrera Pública Magisterial. Estaba en su pliego de reclamos”, comentó la exministra en una entrevista con El Comercio.

Recordó Martens que Castillo en primer lugar no tuvo el liderazgo como tal ya que primero aceptaba las condiciones y luego las aplazaba, tardando más en buscar una solución para ese tiempo.

“Era bien desgastante. Primero decía que sí estaba de acuerdo con los planteamientos del ministerio; luego regresaba con sus bases y se olvidaba del asunto. Era evidente su falta de liderazgo: aceptaba, pero sus bases no reconocían su decisión”,

©Todos los derechos reservados - 2020