Bozzina News

Sin tapaboca no hay cura en el mundo contra el coronavirus

El tapabocas es el arma principal para poder luchar contra el virus en todo el mundo, pero si nos cuidamos no hay cura y el virus seguirá su marcha letal contra la humanidad.

Sin tapaboca no hay cura en el mundo contra el coronavirus

Foto: El Nacional

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Danny Valdiviezo Cabello
19 Dic 2020 | 11:01 h

El tapaboca parece ser un instrumento el cual muchos aun no lo saben utilizar luego de casi diez meses de pandemia en todo el mundo. Luego de que el virus de Wuhan saliera al mundo la recomendación era precisamente el cuidarnos y el arma principal era la mascarilla.

Pero enseguida distorsionamos su uso y el mismo se volvió en un objeto más de moda que de protección, más de adornos y hasta de telas caras y no con el fin que nos protegiera.

TE PUEDE INTERESAR: Moderna solicitará autorización de emergencia para su vacuna

Un año después de que las alarmas estaban encendidas en Wuhan, China vemos a un planeta lleno de personas que no le temen al contagio, otro grupo que juegan a ser el escuadrón suicida al no portar el tapabocas.

Menos cumplir con el distanciamiento social, todo lo contrario si hay más personas y nos podemos meter en la aglomeración lo hacemos, y lo peor, ellos tampoco llevan tapabocas.

bozzina.com

Luego de que en el mes de marzo el virus se expandiera por el mundo escuchamos a personas que decían que el mismo no existía, incluso no guardaron medidas de bioseguridad, las mismas dichas hasta más no poder en todos los medios de comunicación social y traducidas en todos los idiomas.

Todo lo contrario ahora meses después donde vemos que no importaron las personas que murieron y los que se contagiaron.

El tapabocas es el arma principal de lucha y prevención ante el coronavirus, a diario vemos en el mundo más y más contagios, pero lejos de todo los contagios se están dando por la subestimación al virus en primer lugar y el segundo a no poder cuidarnos, todo lo contrario parece que estamos en el mismo punto de partida de hace unos meses.

Hoy, unos cuantos meses después estamos en el mismo punto de partida con los que no le temen al virus por un lado y por el otro con las personas que están obsesionadas con la limpieza y temen contagiarse, tenemos en todo el mundo un personal médico que se ve agotado, cansado y  aun así siguen trabajando.

©Todos los derechos reservados - 2020