Bozzina News

El perro estaba aterrorizado cuando su dueña lo encontró rompiendo el cojín

Quizás pretendía arreglar todo antes de que llegara su dueña, la verdad es que no tuvo suficiente tiempo.

El perro estaba aterrorizado cuando su dueña lo encontró rompiendo el cojín

Foto captura de vídeo en YouTube: Bernardo Bianchi.

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Dastan Mercado
18 Nov 2020 | 14:44 h

Llevar un perro a casa es una aventura de todos los días, son como niños y pueden sorprendernos de un momento a otro. No vale la pena molestarse, lo que podemos enseñarles es que no lo hagan la próxima vez.

Un ejemplo es Julia, una mujer que vive en Essex, Inglaterra, cuando regresa a casa encuentra que todo está destruido.

Vio a sus dos cachorros Ramona y Floe acostados en una cama de plumas, sus cojines estaban hechos trizas. Aunque la culpable es obviamente Ramona, con plumas en la boca, parece que ambas son partícipes de esta rebelión.

TE PUEDE INTERESAR: Análisis aseguran que los perros sonríen cuando están felices

Como Julia les dijo a los medios, todo esto sucedió al mismo tiempo, mientras ella trabajaba en dos turnos y se quedaban solos durante mucho tiempo, aprovecharon la oportunidad para estropear, un poco.

Para Julia, ver a Ramona en sus muebles fue realmente impactante, porque incluso de buen humor, no parece gustarle. No cabe duda de que habrá muchas cosas que le enseñarán cómo facilitarle la convivencia. 

Foto Captura de Youtube: Bernardo Bianchi.
Foto Captura de Youtube: Bernardo Bianchi.

Ambos perros fueron adoptados durante una operación de rescate en España, por lo que sus costumbres pueden ser distintas.

No es fácil viajar de España a Inglaterra y vivir en un nuevo hogar, no conocen el sufrimiento que pudieron haber pasado en su anterior residencia. Por eso no se molesta, al contrario, prefiere utilizar su tiempo libre para enseñarles a no portarse mal y hacerlos felices.

Cuando fueron descubiertas, solo mírenlas, tal vez piensen que fueron groseros con ellas por ese desastre. Pero, por el contrario, hay mucha comprensión y mucho deseo en el corazón de Julia de que puedan sentirse tan cómodos en su propia casa que no quieran destruir nada.

Esperemos que Ramona y Floe hayan aprendido la lección de que no es bueno destruir cojines de plumas mientras sus dueños están trabajando. Puede que sean animales, pero debes entender el esfuerzo por hacerlos lo más cómodos posible.

©Todos los derechos reservados - 2020