Bozzina News

El servidor del rey y el Cuento de las 100 monedas oro

Siempre es bueno un cuento de reflexión y te traemos este de las 100 monedas...

El servidor del rey y el Cuento de las 100 monedas oro

Foto: Cosas Curiosas

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Danny Valdiviezo Cabello
16 Feb 2021 | 7:03 h

El cuento de las 100 monedas… erase una vez un reino cuyo rey era un hombre mal humorado, vivía cada día con desesperación. No tenía paz en su corazón; trataba mal a sus súbditos y este rey tenía un joven ayudante; que pasaba todos los días llenos de alegría.

No le molestaba nada, estaba siempre de buen humor ante el rey. Nazim que así se llamaba el ayudante del rey vivía con su mujer; en una casa humilde con lo básico. Siempre pendiente de su esposa y de su hogar.

AHORA PUEDES LEER: Mira el tráiler oficial del nuevo "Justice League"

El rey al ver que su fiel ayudante llegaba cada día lleno de felicidad, decide colocarle más trabajo; para ver si su estado de ánimo cambiaba. Pero la alegría permanecía en el ayudante todos los días así que el rey lo mandó a llamar; esto para preguntarle su secreto.

Nazim recibe la pregunta del rey… ¿Dime qué hace que no pierdas la alegría, porque siempre estás tan feliz?. A lo que el joven respondió; “mi señor, yo solamente vivo para servirte y para amar a mi amada esposa”.

El Cuento de las 100 monedas

El rey, no conforme con la respuesta de Nazim decidió llamar al sabio del reino para preguntarle la razón. A lo que el sabio le respondió al rey: “mi señor, tu ayudante simplemente es alegre porque aún no tiene las 100 monedas de oro”

¿Cómo es eso? Preguntó el rey, venid conmigo y te mostraré, el sabio colocó una bolsa con 99 monedas de oro en su puerta. Llama a la puerta y sale a esconderse junto al rey para ver qué pasaba con el ayudante.

Nazim, al encontrar la bolsa se maravilla y comienza a contar las monedas las agrupó en una torre de 10 monedas cada una; y las comienza a contar, 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90 y 99. ¿99? ¡no puede ser!, pensó el servidor del rey.

Foto: Cosas curiosas
Foto: Cosas curiosas

Alguien robo la moneda que faltaba, era claro que no podían ser 99 monedas, Nazim comienza a pensar que hacer; decide buscar desde ese momento la moneda faltante. Esa misma noche el servidor del rey buscó por los exteriores de la casa hasta  avanzadas horas de la noche.

Al día siguiente el servidor del rey llegó tarde al palacio por primera vez en su vida y paso con preocupación todo el día sin concentrarse; en lo que hacía. Llegó a su casa y siguió buscando la moneda; le dijo a su esposa que lo ayudará a buscar la moneda y así pasaron los días.

La relación entre Nazim y su esposa se deterioró por falta de comunicación; las constantes llegadas tardes al palacio hizo que el rey llamara a Nazim. ¿Nazim qué sucede que ya no estás alegre, has llegado tarde y ya no haces tus labores a tiempo?

Foto: Cosas Curiosas
Foto: Cosas Curiosas

Nazim molesto le contesta: “Acaso no termino mis labores ese es mi trabajo y punto”. El rey no podía permitir semejante insolencia por lo que despide a su ayudante. Nazim regresa a su casa y su amada esposa lo había abandonado, ya el matrimonio no era lo mismo.

El sabio acude al rey y le dice: “mi señor ya habéis comprobado porque Nazim era feliz todos los días. Era feliz porque no había caído en el círculo de las cien monedas. Nazim tenía 99 monedas y no se conformó con las 99 buscando la moneda cien perdió la alegría: el trabajo y matrimonio”.

¿Cuántos de nosotros que no somos servidores de un rey creemos que la fortuna está en las cien monedas de oro?. Además perdemos grandes cosas; buscamos la moneda cien y no vemos que la verdadera fortuna está en las 99 monedas y no en las cien monedas.

©Todos los derechos reservados - 2020