Bozzina News

Trágico naufragio: madre salva de morir con su leche materna a sus dos hijos

Mariely Chacón, de 40 años y de nacionalidad venezolana, iba con sus pequeños en una embarcación que naufragó

Trágico naufragio: madre salva de morir con su leche materna a sus dos hijos

La mamá de los niños bebió orine, pero murió deshidratada. (Foto: Cortesía)

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: ruben.bolivar
15 Sep 2021 | 14:41 h

El trágico naufragio de una embarcación en Venezuela es la historia más reciente de cómo una mamá puede mantener con vida a sus hijos con su leche materna durante una situación extrema, y esto, cuando no hay otras fuentes de hidratación y alimentos. 

En horas de la mañana del 3 de septiembre de 2021, nueve personas zarparon en una pequeña embarcación desde las costas venezolanas a una isla a disfrutar de un fin de semana de playa.

En el trayecto a su destino muchas cosas fallaron. Aparte de exceso de pasajeros, problemas mecánicos, carencia de equipos de geolocalización, salvavidas, provisiones, botes de emergencia, y además, fuertes oleadas que terminaron por partir el casco de la lancha, que se hundió en tan solo tres minutos.

Cuatro días después, el 7 de septiembre, un grupo de rescate localizó a dos mujeres y dos niños flotando en el mar. Una de las mujeres, Verónica Martínez, de 24 años de edad, pudo sobrevivir cuatro días dentro de una nevera portátil.

Mientras que, Mariely Chacón, de 40 años, no soportó la travesía por la insolación y la deshidratación extrema. Pero, pegados a ella en una pequeña balsa inflable, hallan con vida a sus dos hijos. Un varón de 6 años y una niña de 2 años.

Lo único que no falló en el fatídico viaje fue la leche que brotó del pecho de Mariely para amamantar a sus hijos.

“Seguro los niños sufrieron una deshidratación elevada, pero sobrevivieron porque no estaban tomando solamente agua. No es el primer caso, hay registros en emergencias, guerras y hambrunas en que los niños y hasta adultos resisten al tomar tragos de leche materna”, dijo la consultora de lactancia materna Erika Urbáez.
“Si los niños hubiesen tenido acceso sólo al agua hubiera sido más difícil que sobrevivieran porque el agua no tiene absolutamente nada para nutrirlos y evitar su total deshidratación como azúcares, sales y electrolitos. Por poquita que fuera, la leche madura ofrece muchísima grasa, muchísima azúcar en tomas muy pequeñas”.

Otro factor a tener en cuenta es que los bebés y niños pequeños tienden a deshidratarse mucho más rápido que la gente adulta porque sus cuerpos son más pequeños y tienen menores reservas de líquidos. 

“Desde el punto de vista científico, los primeros en morir debían ser los niños, pero sobrevivieron porque tuvieron acceso a la leche materna”.

Algunos medios y contenidos en redes sociales especularon que la madre de los niños se deshidrató más rápido y falleció por amamantar a sus hijos. Aunque se desconocen sus condiciones físicas en el momento del hecho, Urbáez cree que es más posible que haya acelerado su deshidratación al tomar orina.

“Los expertos han determinado que a través de la orina eliminamos los residuos líquidos y solubles del cuerpo y aunque está compuesta mayoritariamente de agua, también tiene una gran cantidad de sal, minerales y toxinas que son dañinas para el organismo”.

Aunque, posiblemente Mariely Chacón hubiera podido salvar su vida si ella hubiera bebido un poco de su propia leche.

©Todos los derechos reservados - 2020