Bozzina News

Conoces los utensilios mexicanos prehispánicos que todavía existen

Orgullosos de la cultura mexicana y sus orígenes, en esta ocasión te contamos de siete utensilios mexicanos prehispánicos que han sobrevivido al paso del tiempo

Conoces los utensilios mexicanos prehispánicos que todavía existen

Muy antiguos, pero todavía están en uso. (Foto: Cortesía)

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: ruben.bolivar
07 Sep 2021 | 17:42 h

Orgullosos de la  cultura  mexicana y sus orígenes, en esta ocasión te contamos de siete utensilios mexicanos prehispánicos que han sobrevivido al paso del tiempo

La cocina mexicana no podría ser explicada sin la variedad de utensilios con los que se cuentan en la actualidad, y que fueron desarrollados por los antepasados.

Los mismos han sobrevivido a la conquista española y otros tantos miles de acontecimientos a lo largo de la historia de México.

“Todos los mexicanos sabemos que no sabe igual una salsa de licuadora que una molida en molcajete. Orgullosos de nuestra cultura y nuestros orígenes, en esta ocasión te queremos contar de siete utensilios mexicanos prehispánicos que han sobrevivido al paso del tiempo, algunos seguramente se ubican más rápidos que otros y aunque no todos se preservan como en la antigüedad, no habría manera de hacer unos tamales, cocer bien las tortillas o espumar el chocolate si éstos no existieran”.

1. Molcajete: Del náhuatl molcaxitl. Es un mortero que elaboran con piedra volcánica sostenida por tres patas, que se acompaña de su texolotl, que consiste en una piedra chica con la que se muele.

Los usaban y se siguen usando para hacer salsas, especias, moler chiles, hierbas e incluso hacer moles. En la actualidad se usa de este mismo material.

2. Metate: El metlatl era uno de los instrumentos más importantes de los ancestros mexicanos. Lo utilizaban para moler los granos, especialmente el maíz. Este consiste en una piedra volcánica rectangular apoyada en 3 patas y con una piedra alargada (metlapilli) con la que se muele generando presión y haciendo un manejo diestro con las muñecas.

En la actualidad los siguen usando con el mismo fin y se produce con el mismo material.

3. Anafre: Es como una especie de estufa. En la época prehispánica lo elaboraban con barro y en la actualidad lo fabrican con metal.

bozzina.com
“Consiste en un cubo que tiene una reja de metal en la parte de arriba que funciona como parrilla para colocar la olla, comal o cazuela, mientras que en medio hay un hueco donde se coloca el carbón o la leña y por ahí se "alumbra" con un soplador de petate”.

4. Comal

Los antepasados indígenas utilizaban un disco de barro cocido de unos 50 centímetros de ancho  al que llamaban comalli en náhuatl. Usualmente lo colocaban sobre tres o cuatro piedras para debajo hacer brasas con carbón o con leña,

Hoy todavía las usan en algunos pueblos Las conocen como paranguas. Todavía las siguen usando con los mismos fines que en la época prehispánica: tatemar chiles, cocer tortillas, tostar granos o calentar la comida, aunque ahora es más común conseguirlos de hierro.

5. Molinillo: El chicoli o aneloloni, en náhuatl, instrumento que se usaba Bolivia, Guatemala y México para espumar algunas bebidas y que creaban con dos tipos de palma para crear un tallo con una especie de raíces que al girar actuaban como aspas.

“Actualmente los molinillos que usamos son de madera y cuentan con anillos móviles ubicados en muescas que al ser tomadas por el "tronco" y frotar con las palmas generan este efecto de espuma, especialmente para elaborar el chocolate caliente”.

6. Vaporera: Los tamales sin la vaporera, ¿qué pasaría? Bueno, pues nuestros antepasados  crearon un utensilio que tenía esta función, cocinar los tamales, el cual se conocía como tecontamalli. Era una olla grande, de barro, que tenía un mecanismo para separar los alimentos del agua y así ayudar a la cocción mediante el vapor. Actualmente se sigue usando, pero en material de aluminio.

7. Guaje: Guaje o bule también llamado tecomate, es un instrumento muy versátil que desde la época prehispánica se usaba para diferentes fines. Actualmente lo utilizan especialmente para obtener el aguamiel del maguey, pero también lo usan como cantimplora para transportar líquidos o guardar grandes cantidades de tesgüino, una bebida fermentada de maíz.

“Al partirse, la parte de abajo se conocía como xicalli, y se usaba como vaso o incluso como jícara para almacenar o transportar semillas y otros productos, o como un conservador térmico de las tortillas (lek). Todos estos instrumentos siguen siendo parte de nuestra cultura, la jícara es fundamental en nuestra cocina y también usamos pequeños xicallis para tomar mezcal”.
©Todos los derechos reservados - 2020