Bozzina News

Un desamor en la estación Miguel Grau que terminó en tragedia

Un caso triste de una de las estaciones del Metro de Lima se ha convertido desde hace varios años en una leyenda urbana, Natalia y su amor por Rodrigo.

Un desamor en la estación Miguel Grau que terminó en tragedia

Foto: Andina

Personas que le gustan este articulo :
Redacción: Danny Valdiviezo Cabello
26 Feb 2021 | 22:32 h

Natalia tenía 19 años estaba en plena edad de la locura, era estudiante y siempre esperaba a su gran amigo Rodrigo en la estación Miguel Grau. Tenía un amor en silencio hacia su amigo en una amistad que no había pasado de allí. Siempre soñó con decirle que lo amaba cuando el tren arrancara y de esa manera poder sellar allí su amor.

Le gustaba la poesía, la joven veía su vida hermosa, tenía solo a su mamá, quien se desvivía para darle todo a la joven, nunca conoció a su papá, pero en cosas del amor decía saberlo todo.

AHORA PUEDES LEER: La leyenda de las tres hermosas sirenas de Ancón

La joven universitaria no encontraba la manera de que Rodrigo la mirara mucho más allá de la amistad. Un día menos pensado luego de la una de la tarde cuando en la estación Miguel Grau hay mucha gente le dijo que lo amaba. Rodrigo se sonrojó por aquella declaración de la joven de cabellos negros.

Foto: Andina
Foto: Andina

Cartas de amor, chocolates además de poemas y muchas cosas más le regalaba Natalia a Rodrigo mientras este siempre se mostró un poco negativo ante tantos obsequios. La joven día a día entregaba mucho más de su amor. Amor que más de una persona recuerda en la estación del Metro de Lima.

Siempre esperaba a Rodrigo en la estación del metro pero sentía que le estaba dando hasta su vida. Mientras Rodrigo cada vez quería alejarse más y se arrepentía de haber dado el sí en una relación que parecía más tormentosa cada día.

Triste beso

La joven Natalia le quiso dar un beso a su amado, pero este la rechazó y así lo hizo en repetidos días. Mientras la chica decidió que lo mejor era terminar con aquello y hacerlo de una manera muy triste. Ya Natalia había dado todo y a sus 19 años no comprendía el amor y el desamor.

Un día decidió cuando el tren venía a toda velocidad lanzarse a los rieles para morir de inmediato mientras Rodrigo cuando vio a la joven perder su vida se acomodó su chaqueta de capucha y sus lentes para salir rápidamente del lugar.

Mucha tristeza originó aquella caída de la chica a los rieles y aquella manera de perder la vida. Desde allí en horas de la noche se escucha un llanto a las afueras de la estación Miguel Grau; incluso han visto a una joven de cara triste y de cabellos negros estar en el lugar. Unos dicen que según las características es la misma joven que esperaba a diario a Rodrigo, en la estación Miguel Grau.

©Todos los derechos reservados - 2020